Conceptos básicos de finanzas al emprender
21 diciembre, 2020
Ventajas del networking
4 enero, 2021
Mostrar todo

Cubrir las expectativas de tus clientes

Cubrir las expectativas de tus clientes es una labor completamente necesaria si deseas ser reconocido y respetado. ¿Cuáles son los conceptos que debes seguir como empresario visionario para lograrlo? En este artículo abordaremos los diversos consejos y cómo llevarlos a la práctica.

El desafío de cubrir las expectativas de tus clientes

Lograr satisfacer las necesidades de tus clientes es un desafío constante y permanente. En algunos casos empresarios lo han considerado innecesario y hasta molesto, error que los ha llevado directo al fracaso.

Crecer como empresa, sea que estés iniciando un proyecto o ya te hayas establecido, depende de ello. No debes menospreciar la necesidad de lograr que el cliente encuentre tus servicios satisfactorios. Es una buena manera de obtener clientes de calidad.

El cliente que ha tenido una experiencia negativa se alejará sin volver, también hablará mal de tu empresa. Cubrir lo que espera le dejará un agradable recuerdo, el deseo de volver y recomendará a cercanos tu servicio. Sabemos que existen clientes muy exigentes, veamos cómo podemos satisfacerles a plenitud.

Mantén una actitud accesible

Si el cliente desea comunicarte alguna petición específica, sugerencia o reclamo, se accesible y mantén una buena actitud. Estamos conscientes que cada persona puede tener necesidades muy individuales, lo que exige realizar un verdadero esfuerzo por realizar sus peticiones.

Pero, si encuentras a tu alcance darle una respuesta a corto plazo, el cliente lo apreciará. Notará tu preocupación por llevar a cabo lo que le ha pedido y lo agradecerá.

Informa al cliente sobre lo que puede o no esperar

La honestidad a la hora de realizar ventas es esencial. Se claro sobre las capacidades que tiene el servicio que ofreces. No inventes información sensacionalista que indique de alguna forma que tu producto hará cosas que no son ciertas.

Establece claramente lo que recibirá y qué resultados obtendrá, sin mentiras ni engaños. Si los clientes reciben algo que no es lo que les estás ofreciendo, habrás fallado y de seguro no volverán.

Se cortés

Mantener una actitud amable es una manera visible de mostrar respeto, además permitirá que te enfoques en buscar soluciones. El servicio al cliente eficiente, depende por completo de mantener las normas de buena educación y cortesía.

Una actitud dispuesta a llegar a acuerdos, ser amigables y servicial es clave para crecer y mantenerte en la cima. Es la única manera de tener un servicio al cliente de primera calidad. También te dejamos otras estrategias para aumentar los clientes de tu negocio.

Esfuérzate por hacer realidad lo que el cliente pida

Realiza tu mayor esfuerzo para cumplir las peticiones del cliente de manera puntual y eficaz. Darle respuesta inmediata a las consultas rápidas que le hagan, impresionará a tu comprador.

Ellos necesitan saber que los valoras y qué harás todo lo posible por mantenerlos contentos. Es la manera más sencilla de que permanezcan y se fidelicen a tus servicios.

Entrena bien a tus empleados

Un trabajador bien formado es la base fundamental para el éxito. Educa a tus empleados, permíteles saber toda la información que necesiten para responder correctamente al cliente.

Deben entender qué servicios ofrece el lugar donde trabajan. Que situaciones, tanto dentro como fuera del local, está la empresa dispuesta a cubrir. Cuáles son los diversos productos que vende, de que están compuestos, cuáles son sus usos.

Que tengan la instrucción que les permita construir excelentes relaciones a largo plazo con los clientes. Por último, mantén clases educativas constantes con retroalimentación, interactivas y que impulsen a la ejecución inmediata.

Cumple con los acuerdos realizados

Sé confiable al interactuar con tus clientes, si han acordado en algún asunto, cúmplelo. Sé conocido por mantener tu palabra, hacer lo que prometes y realizarlo cuando lo has dispuesto.

Tener la capacidad de llevar a cabo los acuerdos, te dará la credibilidad y confianza que los clientes necesitan.

Haz lo posible por siempre hacer las cosas excelentemente

Si desde la primera vez haces las cosas de la forma correcta, habrá menos reclamos y rostros satisfechos. Aun cuando las exigencias sean altas, esfuérzate por cumplir cada paso, lleva un listado para olvidar nada.

Si las entregas son correctas, en el momento acordado y con el cuidado que necesitan, evitará malos ratos. Hazte de un buen nombre por ejecutar con excelencia tu trabajo.

Realiza seguimiento

Luego de realizar un trabajo, mantén el contacto y preguntas al cliente si quedó satisfecho con el servicio. Sobre todo si has recibido algún reclamo, intente saber si ahora el comprador se encuentra conforme y agradecido.

Recuerda bien que el servicio eficiente resulta en clientes satisfechos, las bases para toda gran empresa.

Realiza todo con ética laboral

Desarrolla las habilidades necesarias para aun cuando te enfrentes a un cliente difícil, puedas mantenerte enfocado. Tu deseo no es ganar una discusión, en realidad quieres ganar un cliente.

Escucha con atención lo que pide y trata de ver realmente cuáles son sus necesidades. Explica con palabras sencillas de comprender cuando te realicen preguntas y siempre responde con una sonrisa amigable. Comprométete a solucionar cualquier inconveniente de forma rápida, puntual, con respeto y educadamente.

Hemos abarcado los conceptos para cubrir las expectativas de los clientes

Estos consejos los han puesto en práctica grandes empresarios y son los que muchos emprendedores han utilizado. De seguro si los tomas en cuenta recibirás mejor respuesta de tus clientes y de los empleados.

Andrés Luco
Andrés Luco
Ingeniero Civil Industrial, Pontificia Universidad Católica de Chile. MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez. PDE Universidad de Los Andes. Socio fundador de Business Consulting.