Innovación en tu negocio desde el principio
26 octubre, 2020
¿Cómo buscar un modelo de negocio rentable?
9 noviembre, 2020
Mostrar todo

¿Puedo algún día ser un buen líder?

¿Puedo algún día ser un buen líder? El liderazgo suele relacionarse con popularidad, algunos lo asocian con ser un buen jefe, otros afirman solo es dar órdenes. Ante tal confusión debemos tener claro de qué se trata y lo más importante, ¿puedo llegar a serlo?

¿Qué significa ser líder?

Existen líderes innatos, también están los que llegan a serlo por entrenamientos y estudios. No se trata sólo de llevar la delantera en pensamientos y ser quien dé las órdenes mientras otros obedecen.

Implica mucho más que eso, consta de motivar a otros a ofrecer lo mejor de sí mismos. Debe tener la habilidad de impulsarlos a explorar y encontrar cualidades específicas dentro de sus capacidades. Al realizarlo con éxito logrará sus metas mediante la unión de varias mentes con un mismo fin.

Algunos deciden hacer ciertos cursos que les permiten potenciar sus habilidades, puesto que deben mostrar cualidades importantes.

Cualidades que debe demostrar

Una, tal vez la más valiosa, debe ser capaz de defender su pensamiento y hacer razonar a sus oyentes. Teniendo la habilidad de transmitir y transformar la mentalidad del grupo, logrando así orientarlos hacia sus fines.

Tener la facultad de ser ágil al ofrecer palabras que alimentan la autoestima de sus compañeros potenciando sus destrezas. Haciéndoles notar que se valora su aporte en la ejecución de cada proyecto y aplaudiendo sus iniciativas personales.

¿Puedo llegar a convertirme en un buen líder?

La respuesta es: ¡todo depende de tu determinación! Si crees tener la capacidad para desarrollar las diversas cualidades que hemos mencionado, ¡manos a la obra! Recuerda, el líder está dispuesto a observar desde distintos ángulos y adaptarse a diferentes maneras de ejecutar las cosas.

Con ejercicios de práctica diaria, en la cotidianidad, puede llegar a demostrar si tiene o no la determinación necesaria. Solo debes investigar las diferentes técnicas y estudiar mediante información escrita y videos cómo hacerlo posible. Pon a prueba tus facultades con tu familia y amigos, analiza cómo puedes hacerlo mejor y continúa practicando.

Un consejo que puedes mantener en mente es despojarte del orgullo. Con una mente abierta y sobretodo humilde, existen mayores probabilidades de lograr metas y conseguir apoyo de otras personas. Analicemos tres tipos de liderazgo que existe.

Del tipo político

Suelen ser personas que exponen “la solución” a problemas sociales de tal forma que cautiva a las masas. Valiéndose de la necesidad de algunos, ostentan el poder y ofrecen una manera real o imaginaria de cubrirla.

Su carisma y habilidad de palabras puede ser tan notorio que es capaz de traspasar las pantallas. Logrando afinidad al punto de hacer sentir al público que lo conocen y llegan a otorgarle su admiración.

Del tipo Profesional

El profesional es quien tiene la capacidad de influenciar a su equipo para alcanzar metas a nivel de empresa. Obteniendo los resultados que se esperan en el tiempo mediante la persuasión y estimulación de desarrollo su ejecución.

Manteniendo la ética profesional que estimula la habilidad del equipo, respetando su dignidad e impulsarlos a encontrar distintos planteamientos. Se toma el tiempo para escuchar las ideas y sabe distinguir la más apropiada para alcanzar el objetivo.

Del tipo social

Se trata de personas que no necesitan un fin lucrativo para exponer sus ideales y más firmes convicciones. Su motivación individual llega a arrastrar a las masas para transformar, defender o movilizar aquello en lo que creen.

No tienen la necesidad de pertenecer a alguna institución, aunque con suficiente ímpetu puede llegar a formar su fundación. En su mayoría los movimientos de este tipo se les estiman por su preocupación ambiental y de derechos humanos.

Son personas que se les conocen por su valor y facilidad al ofrecer discursos en público. Sus convicciones firmes y razonamientos logran calar los corazones de quienes están dispuestos a escucharlos y alcanzar su favor.

¿Qué tipo soy?

Es tu trabajo averígualo y si aún sigues sin creer tener alguna habilidad sobre el tema, no te menosprecies. Seguramente de niño pensaste muchas veces que jamás aprenderías a leer o escribir, sin embargo, lo lograste con éxito.

De la misma manera ha sido con cada cosa que hemos ido aprendiendo, satisfactoriamente hemos logrado cada una. Cuando nos proponemos algo y buscamos las herramientas necesarias para llevarlo a cabo, lo podremos hacer.

Aun si sientes que no tienes las facultades necesarias, tenemos para ti excelentes noticias, ¡podemos ayudarte!

¿Cómo puedo desarrollarme hábilmente?

  • Busca información sobre líderes que admires y analiza sus métodos.
  • Toma nota de tips que pueden serte útiles a nivel profesional.
  • Realiza un mapa mental con plazos para los pasos que ejecutarás.
  • Mantén una excelente actitud que demuestre seguridad y buen impulso.

¿Cómo puedo llegar a ser un ejemplo de liderazgo?

Es vital que tengas una óptima disposición al aprendizaje y desarrollo de tus capacidades individuales. Que demuestres el ímpetu y empeño para lograr sacar esas virtudes que están allí, pero, aún se encuentran dormidas.

Queremos ser parte de su crecimiento y lograr aportar ideas que te impulsen. Te hemos mostrado distintos planteamientos sobre cómo proponerte ideas y desarrollarlas.

Queremos que logres alcanzar el objetivo

Te animamos a tomar acción, aunque no se trata de algo sencillo, aun así, es posible lograrlo. Con esfuerzo, empeño y determinación somos capaces de hacer grandes cosas.

Andrés Luco
Andrés Luco
Ingeniero Civil Industrial, Pontificia Universidad Católica de Chile. MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez. PDE Universidad de Los Andes. Socio fundador de Business Consulting.