5 señales que indican que tu empresa está en crisis
6 agosto, 2018
11 iniciativas para captar y retener el mejor talento en tu empresa
20 agosto, 2018
Mostrar todo

La importancia de conocer y manejar el flujo de caja

Todos los negocios obtienen ingresos por ventas, arriendos, intereses de préstamos, etc. Así mismo, deben hacer frente a diferentes egresos como, facturas, impuestos, nómina financiamientos, entre muchos más. El flujo de caja los detalla con precisión en un periodo de tiempo determinado. 

Por lo tanto, es una importante herramienta financiera para conocer la liquidez de tu organización, su solvencia y su capacidad para obtener dinero en efectivo.

De acuerdo con una investigación sobre la Importancia del análisis del flujo de efectivo en la toma de decisiones financieras de la empresa, esta herramienta contribuye a distribuir el capital de forma más óptima y te ayuda a mantener una estructura sólida, apta para enfrentar las amenazas del mercado sin perder de vista las metas y objetivos propuestos.

Recuerda que cuando logras mantener una liquidez sana garantizas la continuidad de las operaciones y evitas recurrir a opciones de financiamiento como el factoring que, pese a solucionar tus necesidades de capital inmediato, afectan seriamente las utilidades y finanzas del negocio en el largo tiempo. 

El flujo de caja en la toma de decisiones

En cuanto a la toma de decisiones, la información reportada por el balance de flujo de caja es muy importante. Te permite definir la viabilidad de las oportunidades de negocio y establecer la necesidad de obtener un financiamiento, realizar una inversión o cumplir con las obligaciones. 

Entre los puntos estratégicos en que esta herramienta es imprescindible para optimizar la gestión del negocio, se encuentran: 

  • Cantidad de mercadería e insumos que se pueden comprar tanto de contado como a crédito. 
  • Monto de las deudas y priorización de las mismas.
  • Tipos de cobros disponibles, monto de los mismos y estrategias para recaudarlos. 
  • Cantidad o tipos de financiamiento requeridos para garantizar la continuidad de las operaciones. 
  • Fecha de pago de deudas.
  • Inversiones que se pueden hacer en el corto y mediano plazo. 
  • Gastos a recortar para optimizar la liquidez.

Por lo demás, el flujo de caja se encuentra estrechamente relacionado con la rentabilidad esperada del negocio, ya que marca el camino para enfrentar futuros e imprevistos déficits o superávits. 

La idea es que logres mantener tu negocio solvente al planificar la gestión de las finanzas con fundamento en información fidedigna sobre lo que este percibe y gasta.

No obstante, en el artículo “El flujo de caja enfocado a la optimización del manejo de las cuentas por pagar a proveedores” publicado en la Revista Observatorio de la Economía Latinoamericana, los autores señalan que la falta de control del flujo de caja, es y ha sido uno de los factores que llevan a las empresas al fracaso, puesto que genera problemas como el descrédito y altos sistemas de financiación, entre otros. 

De ahí la importancia de que conozcas y manejes este informe periódicamente, clave para las finanzas de tu negocio y sus expectativas de permanencia en el mercado moderno, cada vez más competitivo. 

Sin embargo, no olvides que este indicador es variable (no puedes esperar los mismos ingresos y egresos en todos los periodos). Debes interpretar sus resultados como una referencia general para mantener el orden de las finanzas. Ten presente que lo ideal, en este sentido, seria que llevarás el negocio a ese punto en que gastas mucho menos de lo que percibes. Es difícil, pero es la clave del éxito

Andrés Luco
Andrés Luco
Ingeniero Civil Industrial, Pontificia Universidad Católica de Chile. MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez. PDE Universidad de Los Andes. Socio fundador de Business Consulting.